Patatas bravas antiinflamatorias

#sinlactosa #singluten


El fin de semana es cita obligatoria ir a tomar el vermut, que es como se le llama en Catalunya a ir a tomar el aperitivo. Justamente esta ha sido mi semana de el vermut; he ido a tomarlo en 4 ocasiones distintas y de las 4, en 3 de ellas, hemos pedido una de bravas.

Como ya sabéis, las patatas bravas es uno de los platos más consumidos del aperitivo y a raíz de mi semana multivermut estuve pensando en hacer mi receta particular; unas patatas bravas más sanas y ligeras.

Las he llamado patatas antiinflamatorias por las especias que llevan incorporadas; la cúrcuma es una planta medicinal con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Estudios científicos han demostrado que combinada con la pimienta aumenta la absorción de sus principios activos, los curcuminoides, potenciando los efectos positivos de la cúrcuma.

Como siempre, intento darle una vuelta a las recetas y buscar el multiorgasmo; aquel que, además de hacernos pasar un buen rato nos aporte un punto extra a nuestro organismo.


INGREDIENTES [para 2 personas]

Para las patatas:

  • Patatas medianas, 4
  • Cúrcuma, 4c
  • Pimienta, 2 pizcas
  • AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • Sal, 1 pizca

Para la salsa:

  • Tomates cherri, 4
  • Huevo, 1
  • AOVE [Aceite de Oliva Virgen Extra]
  • sal

PASO A PASO

Para preparar las patatas:

  1. En un bol incorporamos el aceite, la cúrcuma, la pimienta y la sal. Removemos bien.
  2. Cortamos las patatas y las ponemos en una bandeja de horno forrada con papel apto para horno. Yo las he cortado redonditas con la ayuda de un sacabolas.
  3. Con un pincel pintamos las patatas con la mezcla de aceite, cúrcuma, pimienta y sal. Si no tenéis pincel lo echáis por encima y con las manos empapáis bien las patatas.
  4. Con el horno caliente a 160ºC ponemos las patatas y en unos 20min las tendremos listas.

Para preparar la salsa:

  1. En el vaso de la batidora ponemos los 4 tomates cherry con una pizca de sal y trituramos.
  2. Añadimos el huevo y batimos un poco para que se mezcle todo bien y coja aire.
  3. Vamos añadiendo poco a poco el AOVE para que vaya ligando.
  4. Cuando tengamos la textura deseada dejamos de añadir aceite.

Ya solo nos falta mojar las patatas en la salsa y ¡a disfrutar!

TRUQUI

Estas patatas se pueden comer con la salsa como aperitivo o solas, como acompañante en otras elaboraciones.

APERITIVO TIME!

¡Suscríbete!
He leído y acepto los términos y condiciones
Para suscribirte a mi boletín solo tienes que introducir tus datos y darle a ¡Olé! y recibirás las recetas más sexys y flamecas del mercado.
Odio el spam. Tu correo electrónico no será vendido o compartido con nadie más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.